17 diciembre 2011

Cuando no quieres hacer nada

Esos momentos en los que no quieres salir de la cama aunque estes medio despierto y te aptece quedarte acurrucado entre las mantas durante horas.
Esos momentos en los que te pones el albornoz y las zapatillas de andar por casa y te pasas todo el día sin salir tomandotelo con calma
Esos momentos en que te tumbas en el sofá con un manta un domingo y te ves tres películas seguidas en la tele mientras fuera está lloviendo.
Esos momentos en que llegas cansado de trabajar y te duermes una siesta de más de dos horas.
Esos momentos en los que tienes un monton de cosas que hacer, organizar o limpiar pero lo piensas friamente y decides no hacer nada en toda la tarde y dejarlo para el día siguiente.